ONU Mujeres y ASIES; junto con Pacto Global Guatemala presentaron el informe: El Progreso de las Mujeres en Guatemala

La Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), y la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (ASIES), junto con el Pacto Global de las Naciones Unidas presentaron el informe: El Progreso de las Mujeres en Guatemala: Transformar la economía para realizar los derechos. Esta informe insignia de ONU Mujeres hace un análisis profundo de los diferentes desafíos que enfrentan las mujeres, principalmente, en un contexto sin precedentes como lo han sido los retos para la recuperación económica frente a la emergencia del COVID-19.

El Progreso de las Mujeres en Guatemala, forma parte de los compromisos internacionales de ONU Mujeres para aumentar los conocimientos sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, fortalecer la comprensión nacional a fin de generar información relevante basada en la evidencia para fortalecer el análisis nacional e incidir en la toma de decisiones informada y basada en la evidencia, así como también orientaciones estratégicas para la acción transformadora en las políticas públicas que garanticen la igualdad de oportunidades para las niñas y mujeres, así como el avance y contribución a la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

El informe recopila información sobre la situación de las mujeres en Guatemala, y a partir de la construcción de escenarios del empoderamiento económico, se hace el análisis de las múltiples dimensiones de la vida de las mujeres, especialmente en la dimensión familiar, laboral y el impacto de la pandemia del COVID-19, con el objetivo de visibilizar la situación y los desafíos de las mujeres y generar estrategias que apoyen acciones para la transformación hacia una educación y economía más inclusiva para las mujeres y con ello, mejorar las condiciones de vida de las mujeres en contextos de igualdad de oportunidades, inclusión y sostenibilidad.

Los diferentes retos que enfrentan las mujeres, están vinculados a la situación económica y social en donde se desarrollan; para entender y abordar los avances desiguales y los rezagos en términos del empoderamiento económico de las mujeres según su condición socioeconómica, este informe utiliza la metodología desarrollada por el informe regional “El progreso de las mujeres en América Latina y del Caribe de 2017”, de ONU Mujeres (2017), que define tres escenarios de empoderamiento económico: “pisos pegajosos”, “escaleras rotas” y “techos de cristal”, a partir de las características de ingresos en el hogar y nivel educativo alcanzado. En dichos escenarios también se combinan indicadores familiares y algunos relacionados con el mercado, los cuales inciden en la creación de oportunidades y obstáculos para el empoderamiento económico de las mujeres en cada uno.

Las mujeres en pisos pegajosos enfrentan situaciones de precariedad profunda, tienen los más bajos ingresos del país, y enfrentan grandes obstáculos para acceder a empleo, y a educación. Las oportunidades de inserción laboral son limitadas y en trabajos informales y de baja productividad. Tienen una tasa de fecundidad alta, maternidad temprana, carecen de educación y la carga de trabajo no remunerado o trabajo doméstico recae enteramente en ellas. Sus posibilidades de autonomía económica y su empoderamiento económico son prácticamente imposibles sin el apoyo del Estado por medio de políticas o programas enfocados a superar la pobreza y discriminación.

Las mujeres en escaleras rotas tienen mejor posibilidad de acceder al mercado laboral, pero con limitaciones y bajo condiciones precarias; cuentan con educación media y la carga de trabajo del hogar recae ellas; tienen posibilidades de mejorar su empoderamiento económico en auges económicos en el país.

Las mujeres en techos de cristal tienen mayor acceso a trabajos formales, y con altos niveles de escolaridad, tienen mayor posibilidad de lograr la autonomía económica, tienen una menor carga de trabajo domestico y de cuidados, sin embargo, se encuentran en una situación de un mercado laboral con profundas desigualdades.

El análisis identifica que las condiciones en el mercado laboral y las dinámicas familiares para las mujeres también tuvieron impactos significativos en el empoderamiento económico por la pandemia de la COVID-19, y las medidas para evitar el contagio impactaron severamente a las a las mujeres en “pisos pegajosos” que son las más vulnerables y las que cuentan con menor acceso a servicios básicos y de salud. El impacto también se registró, aunque un poco menos, en las mujeres en “escaleras rotas” y, en menor medida, en las mujeres en “techos de cristal”.

A raíz de la pandemia, las mujeres se han visto afectadas principalmente por pérdida de ingresos económicos y empleo puesto que tienen una alta representación en los sectores económicos más afectados por las disposiciones para la contención de la pandemia; también como consecuencia de tales medidas se vieron afectadas por el incremento de trabajos de cuidado en el hogar y el aumento de violencia en el hogar; también se registró impacto en el acceso a la salud y servicios esenciales. Las mujeres en pisos pegajosos tuvieron cambios significativos en los ingresos durante la pandemia.

Las mujeres en los escenarios de pisos pegajosos y escaleras rotas fueron las que encontraron mayores desafíos durante la pandemia, sobre todo en el acceso a generar ingresos y para acceder a comida y suministros. Sin embargo, en cuanto a las responsabilidades y carga de trabajo del hogar, en todos los escenarios se ha incrementado exponencialmente para las mujeres, independientemente de su educación y esto ha tenido un gran impacto en su economía y la de sus familias.

El Progreso de las Mujeres en Guatemala: Transformar la economía para realizar los derechos, ofrece estrategias para que los tomadores de decisiones en el ámbito político y empresarial puedan apoyar la generación de oportunidades económicas y condiciones habilitadoras, para que las mujeres puedan lograr su empoderamiento económico, y de esta manera trabajar de manera articulada en acciones que transformen la economía y la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.