Más de 160 millones de quetzales de inversión se han destinado para la atención de pacientes con enfermedad renal crónica

En los próximos cinco años, los planes de inversión de la empresa japonesa NIPRO serán para infraestructura y equipo tecnológico para tratamientos de hemodiálisis.

En una visita realizada esta mañana por altos ejecutivos de NIPRO provenientes de Osaka, Japón y Estados Unidos, primero a la clínica de Corporación Integral de Diálisis y posteriormente a las nuevas instalaciones de la sede de UNAERC en Escuintla, se confirmó que la empresa japonesa, a través de NIPRO Guatemala, ha destinado más de Q160  millones para la construcción y equipamiento con tecnología japonesa de clínicas de hemodiálisis para acercar la terapia de personas que padecen de enfermedad renal crónica.

La inversión que se tiene contemplada para los próximos años por la empresa japonesa NIPRO tiene como finalidad apoyar al sistema de salud, para  brindar tratamientos a los pacientes que sufren de insuficiencia renal crónica, radicadas especialmente en la costa sur, área de mayor incidencia de la enfermedad, otorgándoles las facilidades necesarias para que puedan atender su salud con infraestructura, equipo médico y tecnología de primera generación.

La Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC) también será beneficiada, en esta ocasión con una inversión de Q20 millones, que fueron destinados a la construcción de un nuevo centro de hemodiálisis en Escuintla, el cual estará equipado con 64 máquinas de la más alta tecnología para realizar los tratamientos de hemodiálisis a los pacientes. Las nuevas instalaciones estarán listas a partir del próximo mes de octubre y contarán con los mismos estándares de calidad internacional que se utilizan en las unidades de Corporación Integral de Diálisis (CID), para la atención de los pacientes, quienes deben recibir su terapia al menos tres veces a la semana.

“Ante la incidencia de casos en la costa sur, la inversión en infraestructura y teconología que NIPRO realizará, contribuirá a proveer a las personas que padecen de insuficiencia renal crónica, los tratamientos que ameriten de acuerdo a su condición médica con la mejor atención y calidad. Esto beneficiará significativamente a los pacientes y a las personas encargadas de su cuidado ya que no tendrán necesidad de viajar a la ciudad capital, evitándose incomodidades y riesgos de traslado, además de contribuir semanalmente en su reducción de gastos”, comenta Israel Flores, gerente general de NIPRO Guatemala.

De acuerdo a estadísticas y estudios realizados, Escuintla es uno de los departamentos con mayor incidencia de personas que padecen enfermedad renal crónica, junto con: Guatemala, Jutiapa, Suchitepéquez, Retalhuleu y Quetzaltenango. A través de las clínicas de Corporación Integral de Diálisis (CID), UNAERC, entidades públicas y privadas, ubicadas de forma estratégica en estos departamentos, NIPRO, expertos en hemodiálisis, tiene capacidad de atender  a más de 4,000 pacientes, lo que implica unos 624 mil tratamientos al año.

Atención integral en sus instalaciones

Desde 2005, NIPRO Guatemala ha operado en el país caracterizándose por prestar servicios y productos de alta calidad a bajo costo, en instalaciones de clase mundial, con personal especializado (médicos nefrólogos, técnicos expertos en conexión-desconexión, nutricionistas, psicólogos) y tecnología de punta con certificaciones internacionales .

La unidad de Hemodiálisis de Corporación Integral de Diálisis (CID) de Escuintla se inauguró en 2020 para atender a pacientes renales que requieren tratamiento de hemodiálisis para pacientes del Seguro Social. El recinto tiene un área de construcción de 1,400m2 con capacidad instalada de 60 máquinas de última generación además de proporcionarles atención integral y cubrir las necesidades propias de la enfermedad mediante servicios complementarios de diagnóstico, nutrición y psicología.  La misma atiende un promedio de 360 pacientes al mes, lo que implica un aproximado de 4,320 tratamientos al mes y 51,840 al año.

NIPRO tiene un fuerte compromiso de apoyar a los sistemas de salud en los países en donde opera. La inversión que se tiene contemplada para los próximos cinco años está destinada a aportar servicios de la mejor calidad en hemodiálisis, garantizando innovación y tecnología de primera generación en instalaciones óptimas, contribuyendo así al desarrollo de los planes de mejora del sistema de salud de Guatemala -público y privado-, cuidando la salud renal de los guatemaltecos”, comenta Goichi Miyazumi, de Nipro Japón.

La enfermedad renal crónica es una enfermedad silenciosa que destruye progresivamente las unidades funcionales del riñón hasta perder la capacidad de filtrar sustancias tóxicas. En Guatemala, la prevalencia registrada en el año 2019 era de 9,245 pacientes a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

YouTube
Instagram
Follow by Email