La bondad de la ropa usada y su evidente impacto en las personas, países y el planeta

Megapaca representó a la región con sus resultados de operación durante el congreso anual SMART, realizado en Dubai para promover el reciclaje de prendas de vestir a nivel mundial.

Megapaca, a través de la comercialización de ropa usada por más de 21 años, ha logrado convertirse en un negocio verde capaz de revolucionar el mercado en Guatemala, Honduras y El Salvador; países en los que opera actualmente y los cuales representan 33 millones de habitantes con un PIB de 122,000 millones de dólares al año.

Megapaca se ha convertido a lo largo de los años en un medio para que las personas hagan negocios, además brinda empleo a más de 6 mil colaboradores de manera directa y un promedio de 25% más de manera indirecta, además de aportar al desarrollo de la región con el pago de impuestos y la reducción de desechos; integrando oportunidades de crecimiento y bienestar para las personas, los países y el planeta.

Es importante recalcar estos aspectos, los cuales fueron presentados recientemente por Mario Peña, Director de Megapaca para Centro América, quien tuvo oportunidad de ser uno de los speakers en la conferencia SMART, la cual desde el año 1932 tiene como objetivo promover el reciclaje de prendas de vestir, procesamiento y transformación de fibra como materia prima. Esta conferencia se realiza anualmente y este año tuvo como sede Dubai en los Emiratos Árabes, en la cual también participó Steven Bethell, CEO de su socio estratégico Bank & Vogue Limited Ottawa, ON.

“En Megapaca buscamos ser la empresa recicladora más grande de la región y es un honor hablar de la bondad de la ropa usada en un evento tan importante como SMART, representando a Centro América y siendo ejemplo de cómo la ropa usada puede transformar millones de vidas”, comenta Mario Peña.

En el año 2022 Megapaca importó 84 millones de libras en 2,650 contenedores, posteriormente clasificó y etiquetó la ropa, también armó juguetes y bicicletas, además de lavar 840,000 pares de zapatos promedio al mes. Este producto ya procesado es enviado en el propio transporte de Megapaca a las 115 tiendas ubicadas en los 3 países centroamericanos, las cuales representan más de 180,000 mts2 de sala de ventas.

Con la reutilización de la ropa usada se reducen no solo los desechos sólidos en basureros, sino también las emisiones de CO2 en 2.250 kilos y el consumo de agua considerablemente. Megapaca cuenta con 23,000 mts2 de planta para la clasificación de prendas en Guatemala, la cual funciona 100% con paneles solares.

La ropa que no se vende en las tiendas Megapaca es recolectada y procesada en su empresa hermana Novafiber, dónde se reciclan 1,400 toneladas de textiles al mes, transformándolos en materia prima para colchones y relleno de muebles.

“Megapaca es una cadena de valor con una huella de carbono mínima, ya que no solo compramos y trabajamos con material que sería desechado en basureros, sino que lo ponemos a disposición de manera digna para ser reutilizado y, lo que no se vende, lo reciclamos”, agrega Mario Peña.

La bondad de la ropa usada y su impacto es evidente, es un negocio verde que favorece a las personas, a los países y a todo el planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

YouTube
Instagram
Follow by Email