La alimentación saludable, una transformación necesaria

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, celebrado el 16 de octubre, la Coalición Guatemala Saludable busca hacer conciencia sobre los riesgos de una mala alimentación.

Los riesgos de una mala alimentación y la necesidad de contar con un Etiquetado Frontal de Advertencia Nutricional, son las principales acciones que da a conocer, Guatemala Saludable, una alianza enfocada en crear ambientes saludables para un estilo de vida favorable.

Está comprobado que una dieta alta en comida preenvasada o ultra procesada y la inactividad física aumentan el desarrollo de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), como el sobrepeso, la obesidad, hipertensión, cáncer, diabetes, entre otras, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Guatemala.

En Guatemala hay más de 4 millones de enfermos, y el 93% de ellos no está controlado, por ello, pueden ser candidatos para sufrir de infarto, derrame cerebral, insuficiencia renal o insuficiencia cardiaca. Asimismo, uno de cada dos adultos padece de hipertensión arterial, llegando a un 48%, y a esto se suma que el 28.4% de los adultos son diabéticos.

Sin embargo, es necesario poner atención en los niños, que son más expuestos a la comida preenvasada. “Existe una saturación de alimentos no saludables en los alrededores de las escuelas, con publicidad, empaques y estrategias atractivas, y toman decisiones que influyen y provocan aumento de peso, creando una epidemia de ECNT en los adultos de las próximas generaciones”, menciona el doctor Joaquín Barnoya.

Para apoyar y promover una alimentación saludable, el Etiquetado Frontal de Advertencia Nutricional (EFAN) es una medida de salud pública que informa a los consumidores y ayuda a identificar productos ultra procesados. A diferencia de otros etiquetados como la tabla nutricional, el EFAN, es el único en Latinoamérica que es comprendido por niños y adultos con diferentes niveles de educación, asegura el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP).

Existe la necesidad de contar con herramientas que ayuden a la población a tomar mejores decisiones sobre la elección de productos preenvasados. Por ello, la Coalición Guatemala Saludable apoya el EFAN y lo considera una herramienta básica para disminuir el consumo de comidas chatarra de bajo valor nutricional, a través de la educación.

En países como Chile, México y Uruguay la adopción del EFAN ha sido positiva y ha demostrado que es capaz de cambiar las decisiones de compra. En Guatemala existe la suficiente evidencia científica para promover la alimentación saludable, y que así los consumidores puedan tomar mejores decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.